Monterrey Rayados en la web de aficionados del Monterrey Rayados.

historia de los rayados de monterrey

Crear artículo

Antes de crear un nuevo artículo, accede al buscador y comprueba que no tenemos el artículo que intentas crear. Si no existe créalo y si ya existe puedes editarlo para añadir la información que no tenemos. ¡Gracias!

Denuncia

Por favor indica el motivo por el que quieres denunciar el artículo

Por favor, copia y pega el párrafo/s que estás denunciando para localizar el texto dentro del artículo. Gracias.

historia de los rayados de monterrey

Enviar a un amigo

 

 

Historia de los Rayados de Monterrey

 

 

En una época en la cual aún se mantenía latente la Segunda Guerra Mundial.

El entonces presidente de la Asociación de Futbol del estado de Nuevo León, Ángel F. Escobedo, logró llevar a la ciudad de Monterrey la celebración del Campeonato Nacional de Futbol Amateur.

 

A pesar de problemas económicos y de que en ese entonces el béisbol era el deporte predilecto en la ciudad, el torneo se desarrolló exitosamente del 25 al 31 de marzo de 1945, en el ahora desaparecido Estadio de Béisbol Cuauhtémoc y Famosa.

 

La selección estatal de Nuevo León, llegando a la gran final en calidad de invicto, se coronó campeón en la categoría de Primera Fuerza venciendo 2-1 a Jalisco el 31 de marzo de 1945.

Fue este éxito deportivo lo que dio para pensar que la ciudad de Monterrey podía albergar a un equipo de la recientemente inaugurada Liga Mayor. Fue así como el 24 de abril de 1945, Ángel F. Escobedo anunció la creación del primer club regiomontano de futbol organizado, así como su ingreso a la Liga Mayor para la temporada 1945-46.

 

El novel equipo fue formado en su base por jugadores que se coronaron con Nuevo León, tales como Avilán, Bladé, Buanabad, Lizano, Maciel, Rivas, Rivera, y Robles, dirigidos por el también campeón estatal Manuel Galán.

 

Además de designar al mismo Estadio Cuauhtémoc y Famosa como su sede para jugar sus partidos de local.

 

 

Fundación de los Rayados de Monterrey

 

 

La primera directiva del Club de Futbol Monterrey estuvo conformada por Enrique Ayala Medina como presidente, Paul C. Probert como vicepresidente, Ángel F. Escobedo como secretario, Ramón Cárdenas Coronado como tesorero, José Fidalgo Carrera, Ing. Alberto Guevara, Dr. Daniel Mir, C.P. Miguel Talavera Acevedo en los vocales, así como Rogelio Cantú Gómez y Miguel Margáin Zozaya en el papel de comisarios, mientras tanto Ernesto Ríos y Fernando Carrera fungieron como delegados en México.

 

Don Rogelio Cantú Gómez  

 

 

El 19 de agosto de 1945, mismo día del debut profesional del equipo, la directiva publicó un desplegado que apareció en los diarios locales, como una salutación a la afición regiomontana:

 

"La virilidad, la energía, la decencia deportiva, la nobleza y la bondad que son características de toda clase de actividades deportivas, y especialmente el futbol, tienden a la formación de hábitos sanos y costumbres honestas y forjan un espíritu de dinamismo creador dentro de las actividades del medio que nos rodea. Tal ha sido la finalidad de los organizadores del Club de Futbol Monterrey: Proporcionar a la afición regiomontana un espectáculo de relieve y, al mismo tiempo, una escuela objetiva de enseñanzas saludables que afirmen su carácter y eleven su espíritu hacia un fin común: El progreso y el prestigio de nuestra ciudad.

 

 Saludamos, pues, complacidos y llenos de optimismo, tanto a la afición como al público de Monterrey... y ofrecemos poner de nuestra parte todo lo necesario para contribuir al prestigio del futbol nacional.”

 

 MONTERREY, AGOSTO 19 DE 1945.

 

 

 CLUB DE FUTBOL Rayados de Monterrey 

El equipo estaba compuesto por Raymundo Palomino, Victoriano de la Mora, Atenor Medina, Octavio Rivera, Enrique Lizano, José Luis Rodríguez Peralta, José Norberto Toledo, Miguel Quezada, Santiago Bonilla, Gilberto Maciel, Atanasio Medellín, Leonardo Zamudio, Luciano Agnolín, Guillermo Vidal, Evaristo Amézcua, Noé Gómez Tovar, Juan Bladé, Gonzalo Buanabad, Arnulfo Avilán, Ignacio Trelles, Cirilo García Razo, José "Che" Gómez, Emilio Baldonedo, Francisco Zeledón, A. Escalada, Juan Moya, Jesús y Luis Ontiveros, Víctor Lizardi, Juan y Homero Carranza, Cristóbal Liñán y Cruz Banda.

 

 

 

Debut, Tragedia, y Despedida de los Rayados de Monterrey

 

Inauguración de la temporada 45-46

 


Su primer juego en liga profesional

Su primer juego en liga profesional se efectuó el 19 de agosto de 1945 venciendo al Santos de San Sebastián de León por marcador de un gol a cero, con anotación de José "Che" Gómez.

 

 

Casi un mes después, la noche del 14 de septiembre de 1945

 

 

El equipo viajaba con destino a la ciudad de Guadalajara pues en la cuarta jornada disputaría un partido contra el Oro.

Fue en San Juan de los Lagos, cuando se detuvo para abastecerse de combustible, que el camión se alzo en llamas al momento que los jugadores dormían en su interior.

En medio de la tragedia, el jugador José "Che" Gómez se convirtió en héroe al salvar de una muerte segura a varios de sus compañeros terminando con quemaduras en el cuerpo y la ropa hecha jirones.

A pesar de que en el lugar del siniestro no hubo muertos, muchos resultaron con serias quemaduras y otros con heridas causadas por los vidrios de las ventanas cuando saltaron a través de ellas.

Sin embargo, tres meses después, falleció el jugador costarricense Enrique Lizano Benavides a la edad de 28 años.

Tiempo después también murió el jugador Leonardo "Cuadros" Vidal y Eduardo Quezada ya no pudo jugar por sus heridas.

Otros que resultaron con lesiones fueron Evaristo Amezcua, Buenabad, Olvera, Cardona, Medellín, Rodríguez Peralta, el entrenador Manuel Galán así como el chofer del camión.

José Che Gómez

 

 

A pesar de que en el lugar del siniestro no hubo muertos, muchos resultaron con serias quemaduras y otros con heridas causadas por los vidrios de las ventanas cuando saltaron a través de ellas.

Sin embargo, tres meses después, falleció el jugador costarricense Enrique Lizano Benavides a la edad de 28 años.

Tiempo después también murió el jugador Leonardo "Cuadros" Vidal y Eduardo Quezada ya no pudo jugar por sus heridas.

Otros que resultaron con lesiones fueron Evaristo Amezcua, Buenabad, Olvera, Cardona, Medellín, Rodríguez Peralta, el entrenador Manuel Galán así como el chofer del camión.

 

A raíz de la desgracia, todos los clubes del futbol mexicano se solidarizaron con el Monterrey y le cedieron jugadores sin cobrar por la transferencia. Así llegaron al equipo Manolo Pando, José Nogueira, Juan Moya, Ignacio Trelles, Escalada, Zeledón, Carlos Quiroz, Ricardo Benítez, Tello, Altamirano, Luna y Emilio Baldonedo.

A pesar del buen gesto, el Monterrey nunca pudo recuperarse anímicamente de aquella desgracia, además de ser agobiado por los problemas económicos.

Finalizo el torneo como el cuadro más goleado y en el último lugar general por lo que pidió su retiro voluntario de la liga el 23 de junio de 1946, mismo día que disputó su último partido de la temporada perdiendo de local ante el Atlas.

 

 

Fue entonces que Ramón Cárdenas Coronado, quien suplió en la presidencia del equipo a Enrique Ayala Medina, anunció su reestructuración, sin embargo el equipo desapareci

 

Ramón Cárdenas Coronado

 

 

Los años 50: El Regreso de los Rayados de Monterrey

 

Luego de aquella primera trágica aventura en la Liga Mayor.

 

Volvió a aparecer su nombre en el amateurismo en una etapa de la cual se conoce muy poco a cargo de Jesús “La Morena” Garza Cantú, quien fungió en el papel de presidente.

 

 Rayados de Monterrey  1952-1953

 

 

Don Federico Flores (Lico Flores), quien fue portero del Monterrey entre 1952 y 1955. La foto corresponde a una cena en honor de los primeros Rayados del Monterrey en 1952. Recuerden que en ese año se fundó por segunda vez nuestro equipo.

 

 

Sin embargo, en 1952 ya bajo el mando del presidente de la Asociación de Futbol del estado de Nuevo León, el Dr. Carlos Canseco González, el mismo equipo pero reforzado fue aceptado oficialmente para ingresar a la recién organizada segunda división, no sin antes tener que librar un par de obstáculos más.

Dr. Carlos Canseco González

 

 

El 1 de julio de 1952 se informó que el club regio sería registrado ante la Secretaría de Relaciones Exteriores con el nombre de Asociación Deportiva Monterrey (A.D.M) teniendo que cambiar su nombre debido a que el nombre con el que fue organizado “Club Deportivo Monterrey A.C.” ya estaba registrado en la mencionada secretaría. Eventualmente con el paso de los años el nombre regresaría a ser Club de Futbol Monterrey manteniendo su identidad como asociación civil.

 

 

Al ingreso del club a la segunda división se oponían casi todos los demás equipos, quienes aducían la larga distancia que tendrían que recorrer para jugar en la norteña ciudad puesto que históricamente la gran mayoría de los equipos de futbol en México han estado basados en el centro y sur del país. Incluso, pedían que el equipo regiomontano cubriera por lo menos la mitad de los gastos de traslado, algo que fue rechazado cabalmente.

 

Como consecuencia el domingo 6 de julio de 1952 se informó que el Monterrey no fue aceptado para jugar en la Segunda división, pero los directivos se declararon en sesión permanente y lucharon para que se modificara el fallo.

 

Así, tras exponer infinidad de argumentos, el 14 de julio la Segunda División aprobó el ingreso del Monterrey que registró como su sede al Estadio Tecnológico.

 

 

 

La directiva además del presidente Dr. Carlos Canseco González incluía a quien fuera presidente del equipo durante su etapa amateur Jesús Garza Cantú, además de Manuel Ortiz Jr., Ramón Pedroza Langarica, César M. Saldaña, Ramón Oviedo Martínez, Álvaro Zavala, Leopoldo Urdiales, y a José Fidalgo como el único directivo vigente de aquella primer temporada de 1945-46.

 

 

 

El representante en México era José Ramón Ballina. Con José Muguerza como técnico.

 

 

 

El equipo debutó en la temporada 52-53 de visita frente al Toluca alineando por Monterrey: Rodolfo Marrón, Carlos Martínez, Reyes Cortés, Luis Morales, Miguel Martínez, Jesús Parrilla, Mario García Peña, Ignacio Álvarez, Roberto Gálvez, Joaquín Parrilla y Guillermo Rodríguez. Además, en aquel plantel había estos otros jugadores: Federico Flores, Rogelio Moncada, José Mercado, Honorato Castañeda, Alfonso Villarreal, Francisco Aldrete, Luis Pando, Luis Álvarez, Miguel Contreras, Ángel Villalpando, Guadalupe Acosta, Guadalupe Mercado, José Gálvez, Salvador Ruvalcaba, Cristóbal Liñán, Homero Carranza, Ignacio "Cuervo" Álvarez y Ramiro Luna.

 

Monterrey en la temporada 1953-54

 

 

Las primeras temporadas del Monterrey en segunda división estuvieron llenas de incertidumbre y no fue sino hasta 1955-56 cuando conquistó el primer campeonato de su historia y el ascenso a la Primera División.

 

Ya para entonces se habían agregado a la directiva del equipo Javier E. Madero, Alejandro Garza Lagüera, José Calderón Ayala, Jorge Morales Treviño, César G. Lozano, Enrique Zerazzi, Carlos Jacks, Mario Castillejos, Javier Toussaint, Rafael Gutiérrez, Francisco Barrenechea, Plutarco Guzmán, y Andrés S. Fischer.

 

 

El director técnico campeón fue Manolo Pando, quien llevó al equipo regiomontano al título con 13 victorias, 8 empates, 3 derrotas, 42 goles a favor, 31 en contra y diferencia de goleo de +11, en 24 juegos.

 

Manolo Pando

 

 

 

El plantel campeón fue el siguiente: José Cruz "Potrillo" Martínez, Filemón "Bragaña" Torres, Salvador "Chino" Saucedo, Pablo Muñiz; "Madrileño" Sánchez, Miguel Contreras, Ángel Villalpando, Ignacio "Zorro" Vargas, Pablo Thompson, Carlos "Chato" Bautista, Roberto Sánchez Mejía, Miguel Burela, Cándido Flores, Jesús "Molestias" Núñez, Luis Álvarez, José Antonio "Moro" Juárez, Gualberto Vicente Laperuta, Guillermo Rodríguez, Guillermo Álvarez y Jesús "Chuta" Medina.

Plantel temporada 1955-1956

 

 

 

 

Ya en el máximo circuito, en la temporada 56-57 el Monterrey se reforzó con el ídolo Horacio Casarín, los argentinos Alcide Zamaro "El Divino Calvo", Mario Imbelloni y Héctor "Cacho" Uzal, así como el arquero Humberto Gama, Pedro de Alba y Rubelio Esqueda.

Monterrey de la temporada 56-57

 

Reaparece en el máximo circuito el 8 de Julio de 1956 perdiendo ante el Zacatepec por 2-1. A pesar de los refuerzos, terminó en el sótano general

Descendió a la Segunda División por primera y única vez en su historia.

 

Los siguientes torneos dominó el circuito de ascenso estando cerca de conquistar la liga en las dos siguientes temporadas y logrando el subcampeonato de Copa en la campaña 1957-58.

 

 

Monterrey de la temporada 1958-59

 

Pero no fue sino hasta la temporada 1959-60 cuando volvió a ser campeón y regresó al máximo circuito.

 

 

 

Los años 60: El Ascenso Definitivo

 

El 20 de marzo de 1960, el equipo Regiomontano, que ya tenía como presidente a Lorenzo Garza Sepúlveda.

 

Lorenzo Garza Sepúlveda.

 

Logró nuevamente el título y con ello el ascenso a la Primera División, de la cual no ha vuelto a descender, al vencer 3-0 al Orizaba en el Tecnológico con goles de Julián Briseño, penal del "Moro" Juárez y un golazo de Eugenio Almirón.

En esta campaña surgieron las rayas azul yblanco en el uniforme. — con Humberto Gama, Jesús "Chuta" Medina, Pablo Thompson, Ángel Lama, Héctor "Cacho" Uzal y Diego Mercado.

Jesús "Chuta" Medina, celebrando el título de segunda divsión en 1960. A partir de ahí el Monterrey jamás dejaría de jugar en el máximo circuito

 

Incluso ya en primera, los Rayados ganaron el título de Campeón de Campeones de Segunda División, al vencer 1-0 al Texcoco con gol de Agustín "Chiras" Prieto.

  

 

Sin embargo, sus primeras temporadas en el máximo circuito después de su segundo ascenso fueron de constante peligro de descender, pues en la campañas 1960-61, y 1961-62 terminó peleando el último lugar hasta las últimas fechas del campeonato salvándose agónicamente.


Plantel Temporada 1960-61

 

 

 

En 1962, ya con José Rivero Azcárraga en la presidencia.

 

José Rivero Azcárraga

 

 

 

Llegó a la dirección técnica el legendario uruguayo Roberto Scarone.

Tras de ser bicampeón en la Copa Libertadores con el Peñarol.

 

Roberto Scarone

 

 

 

Con figuras como Ignacio "Gallo" Jáuregui, el peruano Claudio Lostaunau y Raúl Chávez, entre otros.

Los Rayados mejoraron su rendimiento y comenzaron a pelear los primeros lugares.

 

En la temporada 1962-63 terminó en quinto lugar.

 

 

En la 63-64 tercero.

 

 

Lo mismo que en la 64-65, campaña en la que perdió ante el América la Final de la Copa México 1964.

 

 

 

 

 

 

En la temporada 1965-66, llegó el argentino Enrique Álvarez Vega, bajo cuyo mando el equipo terminó en cuarto lugar, y a la siguiente en octavo. En la temporada 67-68, comandado por el austriaco Skender Perolli, quien venía de dirigir en Italia, el equipo otra vez tuvo que pelear por el no descenso, y se salvó en la jornada 29.

 

Para la siguiente campaña, la 68-69, volvió Scarone, pero terminaría como director técnico el "Gallo" Jáuregui, con Alejandro Rodríguez como presidente. Se volvió a disputar la Final de Copa ahora ante el Cruz Azul en la Capital del país, perdiendo 2-1 en el segundo tiempo extra.

 

Para la temporada 1969-70 llegó el técnico argentino Alberto Echeverri de manera provisional mientras volvía Jáuregui, quien había sido mandado a Europa a estudiar algunos cursos.

 

 

 

 

Los años 70: La Época Dorada

 

 

Ya con Gallo Jáuregui de regreso en el timón, se escribió la que se considera la "época de oro" albiazul, pues llegó a los primeros planos del futbol mexicano y se convirtió en un equipo protagonista.

 

Se armó un gran plantel, con jugadores como Guarací Barbosa, Gustavo "Halcón" Peña, Juan González, Francisco Solís, Francisco Bertocchi, Milton Carlos, Nilo Acuña, Luis "Huesos" Montoya, Alfredo "Alacrán" Jiménez y Pedro Damián, entre otros.

Plantel de Temporada 1971

 

Monterrey de la temporada 1971-72

 

 

Monterrey Temporada 1973-74.

 

 

 

El Monterrey fue un cuadro espectacular, que a pesar de no poder ser campeón, es considerado uno de los mejores equipos que ha visto el futbol mexicano en toda su historia.

 

 

El gran responsable de esa transformación fue Alberto Santos de Hoyos, quien como presidente forjó la historia grande del equipo, además de idear y construir El Cerrito, las instalaciones deportivas y casa-club, que fue inaugurado el 30 de mayo de 1975 y que en su momento fue comparado a los complejos deportivos que tienen los grandes clubes del mundo.

 Alberto Santos de Hoyos

 

 

 

 

El Monterrey terminó en tercer lugar general la temporada 1970-71, y a la siguiente campaña, ya bajo el sistema de Liguilla, vuelve a quedar tercero, tras perder la Semifinal en un duelo contra el América que se extendió a un tercer partido de desempate.

No clasificó en la 72-73, y para el siguiente año se armó a uno de los equipos que mejor rendimiento ha tenido en una temporada larga y que jugaba regularmente con: José Ledesma, Magdaleno Cano, Gustavo Peña, Guarací Barbosa y Basilio Salazar; Francisco Bertocchi, Juan González y Francisco Solís; Luis Montoya, Milton Carlos (quien marco 22 goles) y Rubén Romeo Corbo; dirigidos por el "Gallo" Jáuregui. Ganó 22 partidos, empató 4, perdió 8, para hacer 48 puntos, con 65 goles a favor, 36 en contra y una diferencia de +29. Quedó segundo, ya que en la Semifinal venció 4-3 al Atlético Español en el Estadio Azteca, pero en el Universitario perdió 3-1.

 

En la temporada 74-75 terminó séptimo y el equipo tuvo una excelente explosividad goleadora, al marcar 72 goles (récord interno para una temporada larga), pero no clasificó y Jáuregui tuvo que dejar el timón, el cual tomó el chileno Fernando Riera, con quien en la campaña 75-76 el Monterrey se metió a la Liguilla como quinto lugar.

 

En Cuartos de Final eliminó al considerado equipo de la década, el Cruz Azul, con un 5-1 en el Universitario y 2-1 en el Azteca; en Semifinales, en uno de los más grandes "robos" que se recuerda, el árbitro Narváez, al no marcar un escandaloso fuera de lugar, lo dejó fuera, favoreciendo a la U. de G.

 

Después de este acontecimiento llegó a la presidencia Héctor Villarreal seguido por Ignacio Santos de Hoyos, quien realizó una flamante contratación para el timón rayado, pues trajo a Filpo Núñez, quien llegó con la etiqueta de ser el único argentino en dirigir a la legendaria Selección Brasileña, tri-campeón del mundo, sin embargo poco pudo hacer y el equipo terminó la temporada 76-77 sin pena ni gloria.

 

Regresó el chileno Riera para la 77-78 sin que pasara nada; luego, en la 78-79, el Monterrey terminó noveno y clasificó bajo la dirección técnica de los brasileños Otto Gloria y al final Ubirajara Chagas, pero fue eliminado en la primera fase de la Liguilla.

 

La temporada 79-80 la inició con Gustavo "Halcón" Peña como técnico, pero luego fue reemplazado por Ubirajara Chagas, y el equipo quedó en el puesto 12, sin clasificar. Toda la década de los 70.

 

El equipo fue apoyado por siete de las principales empresas de Monterrey, reunidas por Alberto Santos de Hoyos.


 

Los años 80: Bajo Presupuesto

 

 

 

Sin embargo eso cambió en los 80, pues la década comenzó con el traspaso del equipo al Grupo Protexa, quien posteriormente se erigiría en dueño del club y de El Cerrito, a pesar del compromiso moral que habían establecido las empresas regiomontanas que habían colaborado con el club y que señalaron que el Monterrey era patrimonio de la comunidad regiomontana. Con Fernando Olvera como presidente, los Rayados volvieron al Estadio Tecnológico, y se inició una década que se caracterizó por el limitado presupuesto económico con el que contó el Monterrey.

 

 

Bajo el mando del argentino Pedro Dellacha, finalizó la temporada 1980-81 en décimo lugar, sin clasificar.

El Monterrey de la temporada 80-81

 

Durante la 81-82 entró al quite el uruguayo Héctor Hugo Eugui, volvieron a ser décimos, pero clasificaron de manera milagrosa en la última fecha del torneo. En Cuartos de Final venció 1-0 al América en casa, pero en el Azteca fue goleado 4-1 y eliminado.

 

Rayados Temporada 81-82

 

En la 82-83, con el mexicano Vicente Pereda en el timón, el Monterrey terminó en el lugar 18 de la tabla general y se salvó de descender en la penúltima fecha.

 

El Monterrey de la temporada 1982-83

 

En la 83-84, ya con el uruguayo Roberto Matosas como entrenador, Protexa invirtió en refuerzos para que el equipo recuperara el protagonismo, sin embargo, el equipo quedó en onceavo lugar y en la Liguilla quedó eliminado ante el América con un global de 2-1.

 

La Pandilla del Monterrey, tempoada 83-84

 

Tras del fracaso, Protexa decidió desprenderse de la mayoría de esas figuras que había traído.

 

A cambio, se echó mano de los jugadores de Fuerzas Básicas, dejando como entrenador a Matosas, quien implantó las medias rojas en el uniforme del Monterrey.

 

Las que se mantuvieron hasta la campaña 88-89, esto porque decía que los jugadores debían tener los pies calientes y el rojo era el color del fuego.

 

Sin embargo, Matosas no terminaría la temporada 84-85, pues ante los malos resultados fue relevado por el joven técnico regiomontano Francisco Avilán, proveniente de las Fuerzas Básicas.

 

Los albiazules terminaron en el penoso lugar 15, pero la nueva generación rayada venía empujando fuerte.

 

 

 

La Gloria: El Primer Campeonato

 

A pesar de que en el Torneo Prode 85, el equipo finalizó en el lugar 18, la directiva mantuvo en el timón a Avilán para el siguiente torneo. El segundo torneo oficial corto en el cual participaron 18 equipos, llamado Torneo México 86 dado que en ese torneo se jugaría el Mundial, el equipo fue conformado por jugadores de la cantera rayada con algunos refuerzos extranjeros de calidad.

 

El Monterrey realizó una temporada de ensueño, terminando de puntero general, con 13 juegos ganados, 3 empatados, 2 perdidos, 43 goles a favor, 18 en contra, y una diferencia de +25, siendo el equipo menos goleado, el que más ganó, el que menos juegos perdió, el "Abuelo" Cruz fue el campeón goleador del torneo con 14 tantos, además de que el "Wama" Contreras, marcó un gol de portería a portería en Puebla contra Ángeles y Reynaldo Güeldini marcó un gol olímpico contra Pumas, sin olvidar el espectacular gol de tijera, prácticamente sin ángulo, del "Abuelo" Cruz ante Toluca. En la Liguilla, eliminó al Atlante en Cuartos de Final, con un 0-0 en México y un aplastante 6-0 en casa; en Semifinal superó al Guadalajara con un 1-0 en el Jalisco y 1-0 en suelo regio.

En la Final se enfrentó al Tampico-Madero, sublíder general, perdiendo 2-1 en el Tamaulipas y el 1 de marzo de 1986, ante un estadio Tec a reventar, Güeldini empató el global con un penalti cometido sobre "Bahía", y en tiempo extra "el Abuelo" Cruz anotó el gol que les dio el triunfo y la corona.

 

El plantel campeón de 1986 y al fondo la tribuna de sol siempre llena.

— con Don Mele, Reinaldo Güeldini, Héctor Gamboa, Memo "Turbo" Muñoz, Pedro Campa, Jesús "Wama" Contreras, Mario Souza Mota "Bahía" y Francisco Javier "Abuelo" Cruz.

 

 

 

Fecha: 1 de marzo de 1986. Jugaron la Final en el Estadio Tecnológico

 

Esta Fue la Alineación: Jesús Contreras, Joel García, Rito Luna, Pedro Campa, Guillermo Muñoz, Héctor Gamboa, Rafael Ortega, Reynaldo Güeldini, Héctor Becerra, Francisco Javier Cruz, Mario de Souza Mota,

 

DT. Francisco Avilán    Cambios: Wilson Tadei

 

Resto del Plantel: Román Ramírez (portero); Antonio González, Álvaro Fuentes, José de la Fuente, Armando y Enrique Rivas, y Daniel Mora (defensas); Cuauhtémoc Vargas, Francisco Romero y Missael Espinoza (mediocampistas); Juan Antonio Flores Barrera (delantero).

 

 

 

 

Para la temporada 86-87, se contrataron algunos refuerzos, pero los Rayados fueron irregulares y terminaron en el lugar 12, clasificándose a duras penas, pero en Cuartos de Final empataron 3-3 en casa, y en la Perla Tapatía cayeron 1-0 para quedar eliminados.

 Monterrey 1986-87 — con Antonio "Moca" González, Memo "Turbo" Muñoz, Héctor Becerra, Rito Luna, Rafael "Xalapa" Ortega, Jesús "Wama" Contreras, Francisco Javier "Abuelo" Cruz, Joel García, Pedro Campa y Ricardo "Tuca" Ferreti.

 

La armonía en la plantilla la había resquebrajado Avilán y eso le costó su salida.

Para la 87-88, José Ledezma tomó al equipo a pesar de que salieron algunos jugadores que habían conquistado el título y a cambio se trajeron refuerzos de menor jerarquía, y el equipo terminó en el puesto 16.

A pesar de no contar con presupuesto para reforzar debidamente el equipo, Ledezma siguió en el timón en la 88-89 y a las pocas fechas fue despedido, llamándole al veterano timonel chileno Fernando Riera, quien por tercera vez aceptó volver a dirigir al Monterrey, salvando al equipo del descenso, terminando en el lugar 17.

 

 

 

 

Cuando ya la afición rayada pedía a gritos un cambio de mando.

Protexa decidió vender el equipo, el cual sería adquirido en 1989 por un grupo de empresarios regiomontanos, teniendo como figuras principales a los hermanos Jaime y Manuel Rivero Santos, quienes serían presidente y vicepresidente, respectivamente.

Lograron patrocinios de la Casa de Bolsa Abaco.

Un rediseño al uniforme y al escudo 

La implantación del Himno del Monterrey, que sigue vigente y que fue realizado por el compositor argentino Luis Aguilé.

 

Debemos defender nuestra divisa,

y el alma que ahi en nuestra institución,

hacer de nuestros hijos deportistas,

que honrren a su club y a su nación.

 

 

Por eso te apoyamos y seguimos,

por eso te queremos ver luchar,

teniendo un gran respeto a los rivales,

que sepan que salimos a ganar.

 

 

Monterrey, Monterrey,

tu color azúl y blanco es mi bandera de ilución,

Monterrey, Monterrey,

es un canto de alegría que nace del corazón,

por eso arriba el Monterrey,

arriba el Monterrey,

arriba el Monterrey.

 

 

Laten bajo nuestras camisetas,

corazones de muy buena ley,

por eso nos sentimos orgullosos,

de pertenecer al Monterrey.

 

 

Por eso te apoyamos y seguimos,

por eso te queremos ver luchar,

teniendo un gran respeto a los rivales,

que sepan que salimos a ganar.

 

 

Monterrey, Monterrey,

tu color azúl y blanco es mi bandera de ilución,

Monterrey, Monterrey,

es un canto de alegría que nace del corazón,

por eso arriba el Monterrey,

arriba el Monterrey,

arriba el Monterrey.

 

 

Monterrey, Monterrey,

tu color azúl y blanco es mi bandera de ilución,

Monterrey, Monterrey,

es un canto de alegría que nace del corazón,

por eso arriba el Monterrey,

arriba el Monterrey,

 

arriba el Monterrey.

 

 

En la temporada 89-90 se trajo al técnico chileno Pedro García, se dejó la base de los jugadores de la cantera, con algunos refuerzos extranjeros, pero a pesar de lograr buenos números, no logró nada sobresaliente.

 

 

Los años 90: De la Abundancia a las Penurias

 

 

Para la 90-91 se agregaron más refuerzos de calidad como Carlos Hermosillo y Manuel Negrete, y el Monterrey se clasificó a la Liguilla como cuarto lugar, pero en Cuartos de Final fue eliminado por el Puebla con un arbitraje polémico de parte de Marco Antonio Miranda.

 

 

En la campaña 91-92, ya con Abaco como dueño y con Jorge Lankenau como presidente, 

 

El Monterrey contrató como entrenador a Miguel Mejía Barón, quien venía de hacer campeón a los Pumas.

 

Copa México 1991

El 8 de septiembre de 1991 los Rayados ganarían la Copa México al ganar en casa por marcador de 4:2 a las Cobras de Ciudad Juárez en un Estadio Tecnológico lleno a su máxima capacidad.

 

 

Fecha: 8 de septiembre de 1991.

 

Alineación: Tirzo Carpizo, Antonio González, Alejandro Hisis, Rafael Bautista, Guillermo Muñoz, Guillermo Vázquez, Alberto García, Misael Espinoza, German Martellotto, Francisco Javier Cruz, Antonio Valdez

DT. Miguel Mejía Barón

 

Cambios: Martín Hernández, Héctor Gutiérres

 

Apenas un año antes, el mismo equipo (pero dirigido por el chileno Pedro García) había conseguido su mejor temporada en la historia al finalizar con 47 puntos en el torneo de liga.

 

  Vuelta Olimpica en 1991

 

 

Para la temporada 1992-93, tras de una primera vuelta donde terminó como superlíder, por cuestión de negocios, Lankenau dejó ir a Mejía Barón, para que tomara el timón de la Selección Nacional de México, y dejó en su lugar a quien era su auxiliar Hugo Hernández, quien no pudo lidiar con la plantilla de estrellas que tenía, terminó relegando hasta cinco titulares, y el equipo perdió la Final ante un Atlante que tuvo a su merced en el juego de ida, pero al que no sólo perdonó, sino que permitió que ganara 1-0 en el Estadio Azteca, con 10 hombres, y que en el Tec lo rematara con un 3-0.

 

 

 

Recopa de Concacaf 1993

 

El campeonato de Copa le dio el derecho a disputar la Recopa de la CONCACAF.

 

 

Fecha: 3 de agosto de 1993.

 

Alineación: Rubén Ruiz Díaz, Roberto Hernández, José Juan Hernández, Richard Tavares, Salvador Arévalo, José Antonio Noriega, Edgar Plascencia, Rolando Esquer, Gerardo Jiménez, Sergio Verdirame, Aníbal González

 

DT. Hugo Hernández

 

Cambios: Luis Hernández

 

 

La cual ganó por marcador de 4-3 al equipo Luis Ángel Firpo de El Salvador el 1 de agosto de 1993 en Los Ángeles, con goles de Gerardo "El Chagui" Jiménez, Luis Hernández y dos del argentino Sergio "El Pibe" Verdirame.

El técnico rayado era Hugo Hernández y con este título el Monterrey se instaló entre los primeros 100 mejores equipos del mundo.



El CLASICO DEL DESENSO CON SU MAYOR RIVAL

 

 

 

 Tuvo lugar el 24 de marzo de 1996.

 

 

 

La película de angustias que durante las tres temporadas anteriores vivieron los Tigres tuvo un triste final tras consumarse su descenso a la Primera A, con unos invitados inesperados, los Rayados, quienes se encargaron de darles el remate final al vencerlos 2-1. Y es que se había consumado el descenso de los felinos, después de casi 22 años ininterrumpidos de estar en el máximo circuito. Al final del encuentro, hirientemente se escucho en el sonido local la canción de Laura Pausini “se fue”, ante los tristeza de los seguidores felinos.

 

 

CLASICO 51

Marzo 24 de 1996.- Jornada 32.- Liga 1995-96.- Estadio Universitario

TIGRES 1 -                  Omar Arellano 19'

MONTERREY 2       - Verdirame 22' / Salvador 25'

ÁRBITRO: Arturo Brizio Carter. No expulsó a nadie.

TIGRES: Robert Dante Siboldi; Alfredo Murguía, Arnulfo Tinoco, Humberto González (José Manuel "Chepo" de la Torre) y Martín "Toqui" Castañeda (Daniel Deeke), Francisco Javier Gómez, Marco Antonio Ruiz, Martín Félix Ubaldi (Juan Antonio Flores Barrera) y Omar Arellano; Javier Lozano y Sergio Almaguer. Técnico: Víctor Manuel Vucetich.

 

MONTERREY: Rubén Ruiz Díaz; Jesús Arellano, Eber Moas, Miguel García y Rafael Gutiérrez Aldaco; Roberto Medina, José Antonio Noriega, Raúl Aredes (David Patiño) y Ramón Morales Higuera; Luis Miguel Salvador (Héctor del Ángel) y Sergio Verdirame (Fabián Guevara). Técnico: Arturo Salah.

 

 

 

 

Pero tras de la abundancia que vivieron, los Rayados de pronto vivieron penurias, por los problemas económicos del entonces presidente de la institución Jorge Lankenau, quien inclusive en noviembre de 1997 enfrento problemas legales por fraude.

 

En el año de 1999 el Monterrey enfrente dos retos muy importantes: la lucha por no descender a la Primera División "A" y la Copa Toyota Libertadores.

 

Durante el torneo Verano 99 el club mantuvo una lucha intensa contra el Puebla Fútbol Club por no caer al último lugar de la tabla de porcentajes.

 

Durante el transcurso del torneo Rayados se vio en la necesidad de cesar a su director técnico, el señor José Treviño, un hombre hecho en la institución pero que no arrojo buenos resultados.

 

Fue cuando el paraguayo Carlos Jara Saguier arribó al equipo. El cambio le vino bien al club dado que se mantuvo alejado del último lugar.

 

El 9 de mayo de 1999 es recordado por los aficionados a la Pandilla como un día angustiante y que hubieran deseado que no sucediera, pues se estuvo muy cerca de perder la categoría.

 

Era la jornada 17 y Monterrey se enfrentó al Puebla. El resultado de dicho encuentro resolvería que equipo iría a la categoría inferior. Sergio "Alvin" Pérez, jugador producido en el Club, anotó el gol que ponía enfrente al Monterrey y lo salvaba del descenso.

Este gol fue a pase de Francisco Javier Cruz, un histórico del equipo que trece años atrás le dio al club su primera copa y quien se retira ese día, teniendo como escenario a un repleto Estadio Tecnológico.

 

Fue asi como Monterrey se salvó del descenso y el Puebla se fue a la categoría de ascenso, aunque retomaría su lugar en primera debido a la compra del club Unión de Curtidores, recién ascendido.

 

 

Monterrey tuvo el honor de ser el único representante mexicano en la Copa Libertadores 1999.

 

El camino de los Rayados hacia esta copa empezó un año antes, 1998. La fase previa la Pre Pre Libertadores 1998 se llevó a cabo en forma de play-offs, donde el equipo derrotado estaba fuera de la competencia.

 

Monterrey eliminó a dos grandes del fútbol mexicano; primero a Cruz Azul y después al Club Deportivo Guadalajara, ambos por la vía de los penales. En la final enfrentaría a uno de sus rivales del norte, el Club Santos Laguna. Rayados los derrotó por marcador de 4-3, en la ciudad de Los Ángeles. Lo siguiente fue la Copa Pre Libertadores contra equipos venezolanos. Teniendo al Club Necaxa como acompañante,

 

Rayados enfrentó a los venezolanos Estudiantes de Mérida y Universidad de Los Andes Fútbol Club.

 

El equipo superó a estas escuadras, a algunas con superioridad, al grado de golear a los equipos sudamericanos, y junto con Estudiantes se ganó el derecho de ir a la Copa Libertadores. Ahí se vería de nuevo las caras con el equipo de Venezuela, pero en su participación en la Copa Libertadores conocería un nuevo país, Uruguay, dado que sus otros dos rivales eran de dicho país. Sus rivales eran el Bella Vista y el Nacional. Debe de recordarse que el equipo en esas fechas estaba teniendo una crisis económica y futbolística: el equipo había sido intervenido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, además de diversos adeudos con el sueldo de jugadores y el pago de jugadores transferidos al equipo; sin dejar de lado que el equipo no tenía el mejor funcionamiento en la cancha, su plantel era limitado en calidad y cantidad y había tenido que cambiar de entrenador. El jugar la Copa Libertadores era una forma de dar a conocer al equipo, a la ciudad y a la afición internacionalmente y era una motivación que consumía recursos monetarios y humanos, dado que a pesar de que estaban mal económicamente hacían los viajes hacia Uruguay y Venezuela, además de que los jugadores resentían la sobrecarga de partidos y horas de vuelo. A pesar de esto Monterrey dejaba atrás todos los problemas que lo aquejaban en México e iba a Sudamérica a cumplir con el compromiso de competir en el torneo continental. Monterrey terminó la Copa con 7 puntos de 18 disputados, una cosecha que resultaba valiosa por los diversos problemas que el club tenía.

 

El 25 de Marzo de ese año consiguió una de sus máximas victorias internacionales, al vencer 3-2 al Nacional en el Estadio Centenario, de Montevideo, con dos goles (uno de penal) del brasileño Sinha, y Érick Hernández anotó el tanto del triunfo en tiempo de compensación convirtiendose en el primer equipo mexicano en conseguir una victoria de visitante en esta competicion.

Sin embargo, después Bella Vista goleó a Estudiantes de Venezuela 5-1 y dejó fuera a los Rayados por mejor diferencia de goleo.

 

En el 2000: Llega FEMSA y la Estabilidad

 

Después de haber superado la lucha por la permanencia en la Primera División, la Secretaria de Hacienda, que ya tenía intervenido al club por las deudas que tenía con ese organismo, decidió dejar su administración en manos de FEMSA, empresa dedicada mayormente a la comercialización de bebidas como Coca-Cola y Carta Blanca, además de tiendas como la cadena Oxxo.

 

También seguía el patrocinio de Bimbo, que seguía inyectando recursos al club para sanear sus ya muy dañadas finanzas.

 

Era necesario cambiarle la cara al equipo, por lo que llegaron 11 refuerzos al plantel; jugadores de renombre como Pedro Pineda y Claudio da Silva "Claudinho", se le unieron al nuevo técnico Eduardo Solari y al emblema del equipo, el argentino Antonio Mohamed.

 

 

 

La Pandilla del Monterrey en el Invierno 1999

 

Aun asi, el desempeno del equipo en el torneo Invierno 99 fue gris, recordado por episodios como la derrota de local contra Atlas por marcador de 0-4 donde la afición en una protesta ante los resultados le dio la espalda al equipo.

 

Fue inminente la renuncia al cargo de entrenador por parte de Solari, por lo que llegó su auxiliar al timón, el recordado ex-jugador rayado Magdaleno Cano Ferro.

 

Dirigió interinamente unos cuantos partidos.

 

Antes de que la directiva anunciara la contratación del ex-técnico de Real Madrid, el español Benito Floro.

 

Ademas fue anunciada la contratación estelar: Jesús Arellano, aquél jugador mundialista en Francia '98 y que fue vendido a Chivas para combatir la crisis económica, volvía al equipo para ponerse a las órdenes de Floro y guiar a la ofensiva del plantel.

 

El entrenador ibérico se dio cuenta que el Monterrey estaba en una crisis futbolística y que había muchísimo trabajo por realiza.

 

 

 

El siguiente torneo, Verano 2000, venía como la oportunidad para Floro de demostrar su calidad como estratega.

 

Por otra parte el tema del descenso seguía latente, puesto que apenas había pasado un año del partido decisivo frente al Puebla y no se habían conseguido los puntos suficientes para salvarse.

 

En esta ocasión el rival en la lucha por no descender sería el Toros Neza. En la jornada 7 se produjo la derrota en el clásico de ese torneo por marcador de 3-6.

 

La derrota más humillante en la historia del derby regiomontano para el viejo Club.

 

Posteriormente ese partido sería invalidado por irregularidades en el registro del jugador felino, Osmar Donizete.

 

Le fueron quitados esos tres puntos al equipoTigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León y ese partido se volvió a realizar, ahora con marcador final de 0-0.

 

El punto más crìtico se alcanzó en la jornada 9, venía el partido clave en la lucha por no ir a la Primera División "A", esta vez no era en la última jornada y era la pefecta ocasión para separarse tres puntos de ese rival.

 

El partido fue peleado, al medio tiempo el marcador era 0-0, y en el espacio de descanso en el partido fueron regalados balones por parte de la empresa Coca-Cola. Al volver del vestidor el Monterrey dio una desastrosa actuación y perdió el partido por 0-3.

 

La afición, molesta una vez más con la pobreza en los resultados, arrojó los balones regalados a la cancha, como una nueva protesta.

 

 

 

Fiel a su costumbre el Monterrey se sobrepuso, a esta y otras goleadas en el torneo.

 

Era sábado de gloria, y los Rayados se enfrentarón al superlíder y futuro campeón del torneo, los Diablos Rojos del Toluca, que en sus filas militaban jugadores de la talla de José Saturnino Cardozo, Víctor Ruíz, Hernán Cristante y Carlos María Morales.

 

El primer tiempo terminó con un 1-2; el Monterrey demostró ese espíritu luchador que lo ha caracterizado toda su existencia y terminó el partido con marcador de 6-2; rompía una racha de nueve partidos sin ganar y se salvaba del descenso.

 

 

Campeón Clausura 2003  

 

 

El segundo título de su palmarés después de 17 años es en el Campeonato del torneo Clausura 2003, de la mano del argentino Daniel Passarella como entrenador.

 

Los Rayados nunca olvidarán la semifinal, ya que en ella eliminaron a sus acérrimos rivales deportivos, los Tigres, a los que vencieron en el Clásico Regio 71 con un aplastante 4-1, en medio de un Estadio Universitario hostil y un equipo auriazul sediento de venganza. Y aunque en la vuelta perdieron 2-1 en el Tec, los felinos no les pudieron quitar el sabor que dejó la victoria que habían logrado tres días atrás.

 

La final de vuelta tuvo lugar el 14 de junio de 2003, jugando como visitante ante el Club Monarcas Morelia de Michoacán ganando por marcador global de 3 - 1. Los goles del Monterrey fueron anotados por Walter Erviti, Guillermo Franco y Héctor Castro de penal, descontando por el cuadro michoacano Adolfo Bautista hacia el final del encuentro del partido de ida.

 

 

 

Fecha: 14 de junio de 2003.

 

 Alineación: Ricardo Martínez, Paulo César Chávez, Pablo Rotchen, Flavio Rogeiro, Ismael Rodríguez, Jesús Arellano, Luis Pérez, Héctor Castro,   Walter Erviti, Guillermo Franco, Alex Fernandes

 DT. Daniel Alberto Passarella

 Cambios: Omar Avilán, Elliot Huitrón, Jesús Mendoza

 

 

 

 En el Apertura 2004 Monterrey accede a la liguilla en el torneo de debut de Miguel Herrera como tecnico, venciendo al Pachuca por global de 3 - 2, luego venciendo al Atlante por global de 7-3  

 

Perdiendo la Final ante los Pumas de la UNAM por marcador global de 3 - 1 tras perder por 2-1 en México y 0-1 en el Tecnologico.

 

En el Clausura 2005, se metió en la Liguilla, siendo eliminado en Cuartos de Final, por la mejor posición general del Cruz Azul, pues empataron 0-0 en casa y 3-3 en el Estadio Azul.

 

 

Un año después, en el Apertura 2005, los Rayados del Monterrey logran su mejor cosecha de puntos hasta entonces en la historia de los torneos cortos con 35 puntos y logrando imponer un récord en la historia de los torneos cortos como el equipo con más juegos consecutivos ganando como visitante (7); 6 de Liga y 1 de Liguilla,

 

Logrando así quedar en segundo lugar de la competencia y, tras vencer fácilmente a los Tecos de la UAG por global de 7-0, de nueva cuenta enfrentan al conjunto de los Tigres perdiendo el primer partido en la cancha del universitario 1-0 con gol de Sixto Peralta pero en el partido de vuelta ganaron 2-1 con el gol recordado de Guillermo Franco que a 5 minutos del final logra dar un remate de forma un poco ortodoxa para dar el pase a la final al club de Futbol Monterrey empatando en el global 2 - 2,

 

Lo cual le valió para acceder por mejor ubicación en la tabla general a la Gran Final contra el Club Deportivo Toluca, donde perdieron por marcador global de 6 - 3 con un polémico arbitraje en el juego de vuelta de Marco Antonio Rodríguez.

 

 

 

En el torneo Apertura 2006 llegaron a la liguilla, en el primer juego empataron 0:0 en el Estadio Tecnológico contra los Diablos Rojos del Toluca, pero en el de vuelta perdieron 2:1, con un gol de penal marcado por Sebastián "El Loco" Abreu, pero antes les habían anulado un gol de tiro libre ejecutado por Jesús "El Cabrito" Arellano.

 

Con un marcador global final de 2:1 el equipo de Miguel "El Piojo" Herrera, fue eliminado de la liguilla.

 

 

 

 

 

Tras varios torneos con bajo nivel fue cesado Miguel Herrera como entrenador regiomontano, en su relevo entró Issac Mizrahi,  

 

Después del Interliga llegó Ricardo La Volpe, con quien clasificaron a la liguilla del Clausura 2008 derrotando al líder general, al Club Deportivo Guadalajara, en los Cuartos de Final por marcador global de 8-5. Posteriormente se enfrentaron en la Semifinal ante el Santos Laguna donde igualaron por global de 3-3, siendo eliminados debido a la mejor posición en la tabla general el conjunto Lagunero.

 

 

 

Campeón Apertura 2009

 

 

 

 

 

Tras haber pasado a la liguilla y ya con Víctor Manuel Vucetich en el banquillo.

 

Monterrey se encontraba en el quinto lugar de los 8 equipos ya clasificados.

 

Su primer rival sería el equipo de las águilas del Club América, en donde en el global terminaría en un 2-1 siendo el Monterrey quien pasaría a la siguiente ronda, siendo que en el partido de ida rayados ganaría con un gol de Aldo de Nigris que sería el jugador más inspirado ya que su hermano Antonio de Nigris había fallecido en Grecia por un problema cardiaco.

 

El partido de vuelta rayados caía 1-0 frente al América pero 10 minutos antes de acabar el partido Humberto Suazo anotaría el 1-1 y el pase a las semifinales dejando a las águilas fuera del torneo.

 

Estando en la semifinal, el Monterrey jugaría contra los diablos rojos del Club Deportivo Toluca, quienes habían ganado la final contra rayados en la Apertura 2005;

 

Monterrey saldría a ganarles con dos goles de ida, y un empate de uno a uno de regreso, dejando el global con 3-1.

 

 

 

 

El partido de ida de la final, se llevó acabó en el Estadio Tecnológico de Monterrey, ganando los rayados 4-3 contra el Cruz Azul después de una recuperada histórica del club Monterrey que al minuto 4 ya ganaba 1-0 para que después en un lapso de 20 minutos los azules cambiaran el rumbo y se impusieran 3-1 tal parecía que la copa ya tenía dueño, pues los rayados no sólo perdían si no que también demostraban una debilidad en la zona defensiva y falta de concentración como no se les había visto en todo el torneo, al salir de los vestidores al segundo tiempo los rayados acostumbrados a luchar contra la adversidad y con una gran motivación por parte del estratega Víctor Manuel Vucetich los rayados cambiaron drásticamente el juego, salieron al terreno de juego con la convicción de ganar y así lo hicieron terminando el partido de ida 4-3 en un juego lleno de errores y contrastes por parte de los dos equipos,

 

Pero todo se dio por hecho 13 de Diciembre del 2009 en el Estadio Azul, dejando un marcador de 2-1 ganando los rayados del Monterrey, viendo su participación como la mejor posible, pues durante toda la liguilla no cayeron ante ningún equipo, siendo los justos vencedores.

 

 

 

 

Fecha: 13 de diciembre de 2009.

 

Alineación: Jonathan Orozco, Severo Meza, Duilio Davino, José María Basanta,  William Paredes, Sergio Santana, Luis Pérez, Gerardo Galindo, Walter Ayoví, Humberto Suazo, Aldo de Nigris

DT. Víctor Manuel Vucetich

Cambios: Osvaldo Martínez, Jesús Zavala, Felipe Baloy

 

 

 

 Campeón Interliga 2010

 

 

 Ya en el enero del 2010 y después de solamente realizar una pretemporada de 4 días; los Rayados de Monterrey se imponen al Club América en la Final del Torneo Interliga 2010 en la tanda de penales 3-1 al terminar empatados 0-0 en tiempo regular, cabe destacar la intervención del cancerbero de Monterrey Jonathan Orozco, que atajo dos tiros penales para así poder agenciar de nueva cuenta un título para su equipo. Pavel Pardo, jugador americanista, desperdició el cuarto disparo de su equipo, sentenciando así el cupo del torneo continental a manos de los Rayados, con esto el Monterrey consiguió su pase directo a la Copa Libertadores 2010 como México 2, donde enfrento en el Grupo 2 al Once Caldas de Colombia, Nacional de Paraguay y al São Paulo de Brasil, realizando una actuación discreta ya que término tercero en el grupo con 6 puntos

 

 

 

 

 

 

En el torneo local el Club de Fútbol Monterrey clasifica como superlíder a la liguilla del Torneo Bicentenario 2010 tras empatar en la última jornada 1-1 con el Club Monarcas Morelia en el Estadio Morelos y así conseguir 36 unidades lo que representa su mejor cosecha de puntos en torneos cortos.

 

En los cuartos de final los Rayados del Monterrey se enfrentaron al Club de Fútbol Pachuca perdiendo 1-0 en el partido de ida y en el partido de vuelta en el Estadio Tecnológico los Rayados perdieron por un marcador de 2-1 para finalmente terminar con marcador global de 3-1 en favor del Pachuca y así ser eliminados del Bicentenario 2010.  

 

 

 

 

 

 Campeón Apertura 2010

 

 

 

 

Tras un buen torneo, el Monterrey entra a la liguilla con un total de 32 puntos; como segundo lugar general de la tabla, en la cual tendria que enfrentarse al Pachuca con una desventaja técnica ya que en el último partido del torneo regular ante las Chivas de Guadalajara, sufrió tres expulsiones de elementos importantes como Jonathan Orozco, Luis Ernesto Pérez y Severo Meza.

 

 

Aún así, con un empate global de 4-4 ante el Pachuca los Rayados de Monterrey

 

Avanzaron a semifinales por mejor posición, tocando el turno de medirse ante los Pumas de la UNAM.

 

Con un ajustado marcador global de 2-0, el equipo Monterrey accedió a la final de nueva cuenta como lo había logrado un año atrás.

 

Tocaría entonces el turno de enfrentar al equipo de Santos Laguna quien había clasificado a la liguilla como tercero de la tabla general.

 

El resultado al término de los 90 minutos del primer partido de la final fue a favor de los locales (Santos Laguna) por marcador de 3 goles contra 2 gracias a un error en la defensiva de los visitantes con un autogol del defensa veterano Duilio Davino.

 

El 5 de diciembre de 2010 en el encuentro final de regreso jugado en el Estadio Tecnológico,

 

El partido culminó en su primera mitad con la ventaja para los locales de 1-0. En los últimos 45 minutos el equipo del Monterrey logró 2 goles que dejarían el marcador 3-0 (global 5-3, donde Humberto Suazo fue el autor de 3 goles), con lo cual el equipo regiomontano de la mano de Víctor Manuel Vucetich conseguiría su 4º título del fútbol mexicano.

 

 

 

 

 

Fecha: 5 de diciembre de 2010.

Alineación: Jonathan Orozco, Sergio Pérez, Hiram Mier, Duilio Davino, José María Basanta, William Paredes, Neri Cardozo, Jesús Zavala, Walter Ayoví, Humberto Suazo, Aldo de Nigris

DT. Víctor Manuel Vucetich

Cambios: Severo Meza, Miguel Morales, Sergio Santana

 

 

 

 

 

Campeón de Concacaf Liga Campeones 2010-2011

 

 

Luego de obtener su clasificación tras el campeonato obtenido en el torneo Apertura 2009, Monterrey fue sembrado directamente en la fase de grupos donde enfrentó al Deportivo Saprissa de Costa Rica, al Marathón de Honduras y al Seattle Sounders de Estados Unidos terminando la fase de grupos como líder de su sector después de 5 victorias y 1 empate.

 

Ya en Cuartos de Final venció a Toluca con marcador global de 2-0 (1-0 en ambos encuentros) y en Semi-Finales derrotó al Cruz Azul con un 3-2 global (2-1 y 1-1).

 

El 20 de abril del 2011 se jugó la final de ida en el Estadio Tecnológico empatando 2-2 con el Real Salt Lake de Estados Unidos.

 

La final de vuelta se efectuó el 27 de abril del 2011 en el Rio Tinto Stadium de la ciudad de Sandy, Utah,

 

El cual Monterrey ganó con un marcador de 1-0 con gol de Humberto Suazo, consiguiendo así su segundo campeonato internacional oficial.

 

Cabe destacar que los Rayados terminaron el torneo de forma invicta con un total de 9 Juegos Ganados y 3 Empatados.

 

 

 Fecha: 27 de Abril de 2011.

Alineación: Jonathan Orozco, Sergio Pérez, Hiram Mier, José María Basanta, Ricardo Osorio, Osvaldo Martínez, Miguel Morales, Walter Ayoví, Neri Cardozo, Sergio Santana, Humberto Suazo

DT. Víctor Manuel Vucetich

Cambios: Severo Meza, Duilio Davino

 

 

 

 

 

Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2011

 

En su papel de campeón de Concacaf, los Rayados obtuvieron su derecho de disputar la Copa Mundial de Clubes de la FIFA 2011 celebrada en Japón, debutando el 11 de diciembre en el Estadio Toyota en la ciudad del mismo nombre. L

 

Luego de empatar a un gol en tiempo regular ante el Kashiwa Reysol de Japón, es eliminado en la fase de cuartos de final del certamen intercontinental en la tanda de penaltis.

 

En su partido de despedida celebrado el 14 de diciembre, Monterrey logra ganar por marcador de tres por dos al Espérance de Túnez, campeón de África, salvando así el quinto lugar de la competición internacional.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Página creada por Sergio con la colaboración de pedro23, jaz26, homerovazquez.

Es probable que este artículo contenga material de la Wikipedia este material se usa de acuerdo a los términos de la licencia libre de documentación GNU